Con Halloween a la vuelta de la esquina, quisimos prepararles una receta que pudieran utilizar para sus convivios y fiestas. ¡Y que también fuera divertida y fácil de hace con los pequeños!

 

Es una versión más nutritiva que la versión con arroz inflado porque, el arroz es un carbohidrato simple que va aportar calorías huecas (en un post más adelante les platicaremos acerca de estas terribles calorías huecas) .

Esta receta es igual de deliciosa (y llena de energía) pero el cereal que usamos aporta una mejor calidad nutricional. Es el amaranto, unas lindas bolitas que son muy comunes en México y que además son altos en proteína vegetal (15 g por porción de 100g) . También aporta, calcio, fósforo y potasio. Y aunqiue también vamos a utilizar mantequilla y bombones, no debemos preocuparnos de más pues cuidaremos la porción que damos a los peques. Les recomendamos dar un monstruo por niño de 4 años o más. Y medio monstruo a niños menores de 4.

 

Para la preparación necesitas:

  • 100 g de amaranto (rinde para 10 piezas aproximadamente)

  • 1 bolsa de bombones (de preferencia blancos para poder agregar el colorante)

  • 1 barrita de 90 g de mantequilla sin sal

  • Ojitos de dulce ( yo los conseguí en el Palacio de Hierro, pero en tiendas de repostería también los encuentras)

Aquí te dejamos el link para el vídeo con el procedimiento

¡Usa tu imaginación y haz monstruos de varios colores y muchos ojos!

Si tu peque no puede comer bombones, puedes ocupar chocolate 😀