¡Hola! Desde que te conviertes en mamá aprendes a amar todas esas pequeñas cosas que hacen que tu peque duerma mejor (y por lo tanto tú también). Así que pensando en todas las chicas que están en esta situación, les traemos este post con un review de los proyectores que hay para la hora de dormir.

Son aparatitos que por lo general traen 3 funciones

  1. Canciones de cuna o ruido blanco

  2. Luces que cambian de color

  3. proyección en el techo y paredes de figuras

Algunos son suaves y otros se pueden fijar directamente en la cuna. Otros traen un timer integrado para que se apaguen automáticamente después de algunos minutos.

En mi experiencia sí funcionan, pero bajo algunas circunstancias.

Yo obtuve el mío como regalo en el baby shower de mi peque así que cuando llegó a casa ya lo teníamos listo en su cunita. Los primeros meses ayudaba a que el bebé se relajara antes de dormir pero tenía que ir acompañado de su leche para que funcionara realmente.

Ahora que mi chiquitín ya está más grande funciona excelente como complemento de la rutina nocturna. Generalmente, lo bañamos, luego cenamos y después de lavarnos los dientes vamos a la cama, apagamos las luces y prendemos el proyector con la música mientras el toma su biberón de leche tibia. Unos minutos después está completamente dormido.

También es buena opción como luz de noche para no tropezar si tienes que levantarte en la madrugada o si tu peque está aprendiendo a dormir solo en su recamara y le da miedo la oscuridad.

En conclusión es una buena inversión conseguir uno de estos proyectores porque si ayudan a relajar al bebé y se puede utilizar en varias etapas de desarrollo del bebé; sin embargo hay que tomar e cuenta de que funcionan ayudados de otros complementos como la compañía de mamá o papá, leche calentita, estar bien abrigado y por supuesto una rutina nocturna.